Procedimientos

Consideraciones generales

  • Cualquier miembro de la comunidad universitaria que se dirija a la oficina del defensor universitario deberá comunicar los datos básicos que permitan su identificación.
  • La oficina del defensor universitario garantiza la debida reserva y confidencialidad de los asuntos tramitados y, especialmente, de la identidad de quien formalice la solicitud de intervención de este órgano. El defensor universitario cuenta con un registro propio de carácter reservado.

Consultas

Por teléfono.
Por escrito, vía electrónica o correo postal.
Mediante entrevista personal, que podrá concertarse por teléfono o a través del correo electrónico.

Quejas y reclamaciones

  • Pueden presentarse de manera individual o colectiva por las personas interesadas. Los representantes de los diferentes sectores de la comunidad universitaria podrán canalizar las quejas y reclamaciones de sus representados.
  • Se formularán por escrito dirigido al defensor universitario, con libertad de forma, sin perjuicio de la existencia de modelos de solicitud que facilitan su presentación. Con carácter previo a la presentación del escrito, puede solicitarse una entrevista personal con el defensor universitario. Asimismo, a la vista de la reclamación formulada, este puede requerir la comparecencia de las personas reclamantes para comentar o esclarecer todos los aspectos que considere oportunos.
  • El escrito de reclamación deberá contener el nombre y los apellidos de quien la formula, el número de su documento oficial de identidad o pasaporte, el sector a que pertenece y su dirección para los efectos de notificación. En él deberán concretarse, con suficiente claridad, los hechos que originan la reclamación, el motivo y el alcance de la pretensión expuesta y la demanda que se dirige al defensor universitario.
  • El escrito de reclamación puede entregarse personalmente en la oficina del defensor universitario o remitirse por vía electrónica o correo postal.
  • El defensor universitario emitirá un acuse de recibo de todas las reclamaciones presentadas, las cuáles serán admitidas o no, motivadamente, en el plazo máximo de quince días hábiles.
  • Admitida la reclamación, el defensor universitario adoptará las medidas de investigación que considere necesarias para el esclarecimiento de los hechos. En estos casos, dará cuenta del contenido sustancial del escrito a la persona o al órgano administrativo pertinentes para que, en el plazo de quince días hábiles, hagan los alegatos oportunos, entreguen la documentación conveniente o comparezcan para informar.
  • Finalizada la instrucción, el defensor universitario deberá notificar formalmente su resolución a las personas interesadas. También la comunicará a los órganos universitarios afectados, con las sugerencias o las recomendaciones que considere convenientes para la enmienda, en su caso, de las deficiencias apreciadas.

Mediación y conciliación

  • Las solicitudes de mediación y conciliación las formalizarán las personas interesadas en el Registro del defensor universitario mediante un escrito firmado por las dos partes y en que constarán sus datos personales, los sectores a que pertenecen y sus direcciones para los efectos de notificación. En él se concretarán con claridad los hechos que motivan la solicitud, el alcance de la pretensión que se formula y la demanda mediadora o conciliadora que se dirige al defensor universitario.
  • Los acuerdos que resulten de la sesión de mediación o de la de conciliación podrán recogerse en un acta que deberá figurar firmada por el defensor universitario y por las personas que habían solicitado la mediación o la conciliación.

Actuaciones de oficio

Cuando el defensor universitario tenga conocimiento fideligno de hechos que pudieran atentar contra derechos de cualquier miembro de la comunidad universitaria, individual o colectivamente, o del mal funcionamiento administrativo de alguna unidad, podrá iniciar una investigación de oficio y elaborar un informe que será remitido a las partes interesadas o a los órganos o autoridades universitarias correspondientes para reparar estos hechos con la adopción de las medidas oportunas.